NOTICIARIO MINIFUTBOLERO

Edición del 26 de mayo de 2004

     

El Angelito de la guarda de este ejemplar de Mandril vela por su salud e higiene. El mono en cuestión es muy travieso, y para evitar que se meta los dedos en la nariz o los introduzca en los ojos de otros amiguitos, su cuidador le venda los deditos, al tiempo que aprovecha él mismo para ponerse una especie de mordaza en la boca que le evite soltar palabros o improperios mientras juega al fútbol junto a otras personas mayores.

Es tal el ánimo de asesorar a Leguleyo por parte de Filamento que las tardes en que coinciden en el prado del Pueblo jugando al fútbol, este último se convierte en una auténtica sombra del goleador, de tal forma que cada vez que se vuelve, esté donde esté, se encuentra con la esbelta figura a su lado, llegando en ocasiones a chocarse con él. Y el caso es que... ¡juegan en el mismo equipo! 

Pareja de maravillosas  chicas rubias en estado de reposo tras haber realizado mil y una travesuras. Ambas tienen cara de pillinas, sobre todo la más grande, cuya última trastada ha consistido en romperse la rodillera de su pantalón. Se comenta que este estado  de excitación casi permanente es a consecuencia de convivir con una estrafalaria Cabra a la que es imposible mantener  quieta y callada. 

¿Conoce alguien a este señor encorbatado? Sí, es nada más y menos que nuestra Castañera tras haberse sometido a un proceso de cambio de sexo y rejuvenecimiento al conocer el anuncio de que el Minifútbol ya no participará en las Cabalgatas de Reyes municipales, a causa del incumplimiento, por parte de la Concejalía correspondiente, de las promesas efectuadas  a cambio de nuestra colaboración. 

Documento espeluznante

Os ofrecemos la invitación de boda de Cascarabajo, para el 12 de junio a la 1 del mediodía en la Basílica de El Escorial. Podéis recortarla y presentaros sin más en la celebración. Para gastarle una broma, no le confirméis vuestra asistencia y así se llevará una estupenda sorpresa al verse acompañado por los 2.000/3.000 minifutboleros.

 

Encuentro casual en una calle de Santiago de Compostela: va la Momia caminando y de pronto oye unas voces que le dicen: "Momia, Momia"; éste, sorprendido, se vuelve y se encuentra con Lapiduar y Manomierda. Al parecer se concentraron en esta preciosa ciudad para hacer un complot contra los jugadores jóvenes sin ser oídos por nadie, pero nuestras fuentes de información llegan a todas partes.

                

El Estático, cansado de ser masacrado en cada encuentro que juega con los "Minitoldos", se trajo este miniportero para ocupar el marco de su equipo. En la foto posa con Mr. Propper Uan, que vino preparado con una bolsita de hielo lista para situar sobre cualquier parte de su portero en el momento en que recibiera el primer impacto. Luego no hizo falta ni uno ni la otra, pues Jesús debutó como delantero marcando incluso un gran gol. 

Algunos son promesas consolidadas aspirantes a participar en la Fórmula 1. Sin ir más lejos, Pinchos telefoneó para saber como iba el partido de su equipo, y al decirle que acababa de comenzar contestó que en un rato llegaría. y llegó antes del descanso. ¿Y donde estaba el ortopédico jugador cuando llamó? Pues jugando a darle golpes a una pelotita con un palito en un pueblo de Toledo a... ¡150 kilómetros de Madrid!

Según nos confesó recientemente Leguleyo en las últimas semanas, está recibiendo un curso intensivo de vuelo sin motor. Se lo están impartiendo varios grupos de gente joven en el prado del Pueblo.

Quisiéramos saber como acabó la celebración de la primera comunión del hijo de Capilar, pues tuvo 72 personas en su casa (un duplex) y contaba con utilizar la hermosa terraza de que dispone el piso, pero recordemos que ese día tuvo lugar la boda real y para seguir tan magno acontecimiento contrató una hermosa lluvia. A lo mejor también el tal Pascua Ortega se pasó por casa de nuestro jugador y se la decoró con sus preciosos colores rosa, amarillo y morado. 

 

El guardián de la llave de nuestro aseo, Galluflo, se ha declarado en huelga exigiendo que encima del inodoro se coloquen en la pared las actualizaciones del foro de discusión de nuestra web, al igual que en cierto local que él visita frecuentemente en Medina del Campo, en el que, sobre los mingitorios, se encuentran las páginas del Marca o El País, con el fin de que los usuarios de tales artilugios puedan realizar sus funciones vitales cómoda y distraídamente mientras leen la prensa diaria. La Dirección de Minifútbol se opone a tal iniciativa, dado que se corre el riesgo de que los meones, presten tanta atención a ciertos mensajes, que de lugar a que los líquidillos salgan del recipiente. 

El Cirios confiesa que ya ha terminado de estudiar la parte principal del manual de cómo jugar al fútbol de Leguleyo y que, gracias a él, ha logrado marcar cuatro goles; ahora sólo le falta la parte dedicada a la representación teatral.

 

Presentamos hoy una pareja de brujos enamorados: se trata de Meiga y Meigo. Los chicos andan buscando una casita como condicionante para hacer un acto social como el del pasado sábado. Nótese la cara de alelado que se le pone al fenomenal goleador de los "Hilanderos" cuando está al lado de su preciosa brujilla.  

El Minifútbol también estuvo presente en la boda real que tuvo lugar el sábado pasado. Efectivamente, entre los invitados pudimos comprobar la asistencia de nuestro representante, el fenomenal Tirillas.         

 

Claro ejemplo de amor de hija a padre. Es tal la adoración que siente la bonita Papito por su progenitor, que en cuanto éste cae al suelo (hecho que suele producirse con muchísima frecuencia y que va acompañado de unos alaridos escalofriantes), ella se dirige a nuestro botiquín en busca de alguna tirita para remediar el raspón de turno. 

El Sr. Mayor descubrió la existencia de un  nuevo hijo en el transcurso de un partido de fútbol, pues le oímos exclamar: "¡Canino, sácala, hijo mío!". No sabemos que es lo que tenía que sacar el nuevo retoño, pero el caso es que al rato, mientras el nene hablaba con su Tío Monstruo sobre una fiestecita nocturna a la que iban a asistir juntos, se acordó de la consigna recibida anteriormente y sacó el balón pero con la mano. Preocupado por la fechoría cometida, salió huyendo antes de que su nuevo padre le echara la bronca.                  

 

El Mini ha contratado los servicios de esta guapísima trompetera para anunciar a los cuatro vientos que disponemos de nuevo campo. En la foto, Raquelato está practicando para cuando conozcamos tan buena nueva, porque, de momento, nada de nada.

Al más puro estilo de David Beckham, Rasputino tiene su propio peluquero que, antes de los partidos, le recoge el pelo en una graciosa coletilla al estilo Lux. En la fotografía, el peluquero acaba de terminar su trabajo y se muestra satisfecho de ello, mientras el incordión jugador parece relajado tras el sobado de cabellos.

*******************