CRÓNICA DE SUCESOS

Edición del 1 de noviembre de 2005

     

Torre,  23 de octubre: Tiene un dedo juerguista.-  Con gran sorpresa por su parte, el buen y novato guardameta apodado "Charro", descubrió que al dedo meñique de su mano izquierda le gustan bastante las juergas, ya que, de pronto, se escapó del lugar donde debía estar como buen chico formal. En vista de ello, su propietario se ha visto obligado a atarle a otro dedo hermano, con el fin de que tanto éste como el resto de hermanitos no sigan las feas costumbres del travieso pulgarcillo.

Torre, 23 de octubre: Intenta engañar para volver a ser armado Caballero de la Orden del Guisante.- El pérfido "Sir Pitufo", quedó tan prendado del sabor de los guisantes con que fue ungido al nombrarle Caballero, que recientemente intentó en vano volver a pasar por dicho ceremonial, pero los máximos mandatarios de la Orden no cayeron en el engaño y, en consecuencia, dejaron al "Pitufo" con sus falsos quejidos y supuestos dolores. El caso es que a la semana siguiente, el interfecto seguía en la misma situación que la semana anterior. 

Torre, 29 de octubre: Se niega en rotundo a ser nombrado Caballero.- Este muchachito de la izquierda, llamado "Torpedo",  tras realizar un violento ataque a una bancada de hormigón con su tobillo izquierdo, no quiso ingresar en la Orden del Guisante al rehusar el empleo de las susodichas legumbres para amainar los dolores que le ocasionó el estupendo esguince logrado. 

Torre, 23 de octubre: Sufre las últimas secuelas de un violento huracán.- Cuando correteaba velozmente por un campo, un joven llamado "Garcilónez", experimentó cómo una fuerza brutal de la naturaleza lo derribaba por detrás, abatiéndole.  Posteriormente pudo conocer que los restos de uno de los violentos huracanes que han asolado el mundo recientemente había pasado por Torrelodones; en este caso se trataba del ciclón "Rrrrrr". 

 

Torre, 31 de octubre: Le afanan su reclamo y lo vuelven bueno.- El feroz ogro "Termineitor", atrapaba a niños para luego engullirlos. El pérfido personaje usaba como reclamo una calabaza, en torno a la que danzaba vestido con una extraña sábana alumbrando su fea cara con una linterna. Cuando los niños se acercaban a él atraídos por tan raros reclamos, les repartía centenares de caramelos que extraía de una bolsa, momento que aprovechaba para atraparlos. Pero un hado bueno le birló la calabaza y nuestro desconsolado ogro, a partir de ese momento, se limitó a regalarles los caramelos dejando que los niños huyeran después despavoridos al ver de cerca su horrenda cara.  

Torre, hace tres semanas: ¿Primera víctima de la gripe del pollo? .- Desde casi los primeros días del mes de octubre, el gran "Galluflo", ha sido atacado por un desconocido mal que le ha impedido jugar al minifútbol. El origen de este mal se piensa que puede estar en su frecuente contacto con todo tipo de bichos, entre ellos los pollos, o en su custodia de la llave de nuestro WC. Lo bueno de la cuestión es que ya está en fase de franca recuperación de esta extraña gripe. 

Torre, 29 de octubre: Se cree un pájaro, pero pronto cae de su sueño .- El gran arquero "Insensato" experimentó una súbita sensación que invadió su mente haciéndole creer que se había mutado en un ave. Ni corto ni perezoso inicio un espléndido vuelo durante unos breves instantes, pero  un  desaprensivo le hizo volver a la realidad y el pajarillo fue a caer de cabeza contra el suelo. Posteriormente se llegó a la conclusión de que esta fantasía pudo ser provocada por la ingestión de gran cantidad de dulces adquiridos en la fantástica tienda de la que luce su logotipo en el pecho.

************************************