CRÓNICA DE SUCESOS

Edición del 6 de diciembre de 2005

     

Torre, 26 de noviembre: Extraña sanación de un cuadrúpedo rumiante.- Por campos cercanos a nuestra localidad es frecuente ver a una "Cabra" macho mostrando una cojera ostensible en su pata izquierda. Lo raro del caso es que cuando el animal marca su territorio al más puro estilo canino, el mal desaparece y anda perfectamente, hasta que empieza a acumular líquido en su vejiga.

Torre, 26 de noviembre: Se produce un esguince y la prescriben hacer honor a su nombre.-  La "Sra. Patada" realizó un mal pisotón y ¡zas!, esguince al canto. En la foto la vemos con cara de paciente convaleciente, acompañada de un pequeño globo. ¿Se tratará este artificio de la prescripción facultativa para que se dedique a darle patadas y ver si así se recupera rápidamente de su esguince? Al parecer no, pues nos han dicho que el esférico rosáceo es uno de los distintos elementos que lleva en el maletín del perfecto entrenador el consorte "Sr. Patada".

Torre, 14 de noviembre: Le hacen regalitos a cambio de unas llaves.- Cuando el "Pequeño Saltamontes" se presentó a llevarse la foyoneta que le habían quitado, no pudo llevársela porque, aparte de los desperfectos que tenía y de los que informábamos en el noticiario anterior, le habían perdido las llaves. Eso sí, a cambio le dieron las cosas que él llevaba en su interior, así como una rara cinta en un idioma tan extraño, que no se atreve a escucharla.

Torre, 19 de noviembre: No sabe coser y se pincha con la aguja.- El aprendiz de costurero del Taller de Bordados Hilos y Letras, "Tornilletti", no asimila en absoluto las clases que le da "Hilada". No hay nada más que apreciar los zurcidos que presenta en su brazo derecho tras intentar coser una tela (metálica) para que no se colara por ella un balón de fútbol. En la foto se ha captado la expresión de él mandando a hacer puñetas a los trastos de coser.

Torre, noviembre y diciembre de 2005: La tiene revoltosona.- En más de una ocasión hemos oído comentar a "Niño Guapo", sin ningún pudor, que cierto órgano masculino con alguna denominación femenina, "se le descoloca" o "se le bifurca", No nos extraña que ande un poco locuela ya que, según confesó el mismo, "duerme en pelotas", con lo que sus diferentes órganos gozan de total libertad para bifurcarse, descolocarse e incluso (que todo llega) disiparse. 

Torre, 3 de diciembre: La foto engaña, este señor no tiene cistitis.- Pese a lo que pueda aparentar, el jugador de la foto no está conteniéndose para ir al baño y dejar momentáneamente el interesante partido que está disputando. Lo que le pasa es que ha confundido el suelo con el balón y le ha propinado tal patada que su pie derecho se ha doblado por completo. Menos mal que todo quedó en el susto y "Abilbao" acabó felizmente el encuentro.

 

Torre, 3 de diciembre: Sale ileso milagrosamente de un choque frontal de trenes.- El expreso Madrid-Torrelodones circulaba a gran velocidad conducido por su maquinista "Meigo", cuando de pronto y sin avisar acústicamente de su llegada, se encontró de frente con el AVE "Gargantúa" sin que a ninguno de los dos les diera tiempo a frenar, de tal forma que la colisión de rodillas resultó inevitable. No obstante y dada la dureza de los materiales con que están construidos, ambos trenes pudieron seguir su recorrido.

 

Torre, 20 de noviembre: Practican el eco con su rodilla.- Aquí aparece "Mamut", el día antes de someterse a una resonancia magnética para ver el estado de su rodilla derecha. Por si acaso requiriese una intervención quirúrgica el astuto jugador se ha hecho acompañar de la bonita enfermera Leticia.

 

Torre, 19 de noviembre: Aterrizaje defectuoso.- El novato jugador "Albino", cuando regresaba de uno de sus frecuentes vuelos  transatlánticos, realizó un pésimo aterrizaje al sufrir un despiste y pisar con una de sus ruedas un pequeño bache existente en la pista. Rápidamente fue atendido por los eficaces servicios de urgencia del aeropuerto, que le implantaron una estupenda y fría bolsa de guisantes de calidad extra. Para animarle por el triste percance  sufrido, fue de inmediato nombrado Caballero de la Orden del Guisante  por la dirección del aeropuerto .

Torre, 4 de diciembre: Un viaje de su apéndice le impide jugar al fútbol.- El circo presentaba un lleno a rebosar debido a que en la programación se anunciaba un partido de fútbol en el que participaba un "Leopardo" goleador, pero el público expectante se llevó una tremenda desilusión porque el citado felino no se presentó al partido alegando que sufría un desplazamiento del apéndice. Hombre, el que uno de los apéndices que tiene todo quisqui (por ejemplo, la nariz) se vaya a dar un garbeo, no es para dejar plantados a los compañeros.  

Torre, 19 de noviembre: Se mete a lacero y sale escaldado.- Pese a que se llama "Silencioso", el señor que aparece en la foto lanza todo tipo de improperios y maldiciones, por el dolor que está experimentando en su tobillo izquierdo al caer al suelo persiguiendo al perro de su hija. El pobre animal huyó despavorido y muy asustado por los gritos que lanzó su perseguidor, sin atreverse a salir de su perrera por miedo a ser de nuevo acosado. Es casi seguro que el animal (el perro) va a poner una denuncia en la Sociedad Protectora de Animales.

Torre, 26 de noviembre: Desconoce como se hace el punto pelota.- Un joven amo de casa quiso ayudar a su mujercita reparando un "Colchonetti" que se había descosido y pensó que tenía que darle unos puntos, para lo cual se puso éstos en la mano izquierda esperando a que maduraran para que el zurcido fuera más fuerte. Por esta razón mandó un aviso a unos amigotes que le esperaban para jugar al fútbol, diciéndoles que no podía asistir porque los famosos puntos estaban aún frescos

Torre, 4 de diciembre: Un arqueólogo le confunde con un hombre primitivo.- El famoso arqueólogo "Ramsés" se encontró súbitamente con un individuo de raro aspecto e intrigado por sus facciones, le preguntó: "¿es Vd. un hombre primitivo?",;a lo que el otro respondió; "no, yo soy "Galluflo". No contento con esta respuesta, el arqueólogo aplicó su analizador redondo de  huesos a las manos del sospechoso y éste acusó el impacto no como un hombre de neandertal, sino  actual. 

 

Torre, 3 de diciembre: Virus misterioso infecta a un niño.-  Un feo virus escapado de las aguas del Manzanares se ha  adherido a la vestimenta de este guapo chaval, tiñéndola de color amarillo. En vano se ha intentado contrarrestar sus dañinos efectos con antídotos blanco, pero tras tener éstos contacto con el virus, los anticuerpos blancos se han debilitado penosamente y por las noches sueñan con unos horribles monstruos azules y rojos en forma de clan.

 

Torre, 4 de diciembre: Sufre una rara afección en el rostro El sujeto de la foto está muy preocupado debido a que su blanca faz se está poblando de unas feas pelusas. Algunos científicos creen que se está produciendo una mutación de hombre a mono, otros piensan que se está viendo afectado por una kungfutivitis. Sea lo que sea, el tío está feo, feo.

************************************